Choferes piden una audiencia con HAF

Para demandar una audiencia con el gobernador del Estado y exigir seguridad para los trabajadores del transporte en Chilpancingo, los choferes de taxis, mixtas y camionetas “colectivas”, iniciaron una jornada de lucha pacífica que comenzó con la pinta de leyendas en los medallones de todos los autos, sin embargo advirtieron que en caso de no tener respuesta de la autoridad podrían hacer otro tipo de acciones para llamar la atención.
Los transportistas se congregaron frente al mercado “Baltasar R Leyva Mancilla”, para pintar en los vidrios de sus unidades la exigencia de que la dirigencia de su organización sea recibida en audiencia por el gobernador Héctor Antonio Astudillo Flores y se ofrezcan respuestas a las demandas que el mismo gobernador ya conoce.
Entre las demandas se tiene como principal punto la demanda de seguridad para que puedan transitar y cumplir con sus rutas de manera libre, otra es la exigencia de justicia para choferes de unidades que han sido víctimas de la delincuencia y han sufrido desde asaltos, robos, extorsiones, hasta agresiones armadas en las que se les priva de su libertad y de la vida.

Resaltaron que en Chilpancingo no se tiene una estrategia de oficial que permita a los transportistas sentirse seguros, pues son vulnerables en cualquier parte de sus rutas, especialmente cuando ingresan a colonias de la periferia donde no hay ni siquiera vigilancia policiaca.

La vicepresidenta del Consejo de Autotransporte del Guerrero, María Eugenia Salgado Guzmán, indicó que el mes de junio fue el más violento para el transporte, debido a que cuatro de sus compañeros fueron asesinados, presuntamente por el crimen organizado, y en este mes varias unidades han sido atacadas e incendiadas, por lo que solicitaron una audiencia con el gobernador para pedirle seguridad.

Se informó que el pasado martes por la noche se registraron hechos violentos en contra de las unidades del servicio público, que dejaron como saldo pérdida total de dos taxis que fueron quemados, otro más recibió impactos de arma de fuego, mientras que lesionaron y privaron de la libertad a tres conductores, además de que otras tres unidades fueron robadas y más tarde localizadas junto con sus chóferes.

Asimismo, los transportistas exigen que les informen los avances que se tenga en las carpetas de investigación que se iniciaron por los recientes ataques a las unidades del servicio público, así como la privación de la libertad y el asesinato de los chóferes.

Por último, dieron a conocer que entre las peticiones para la estrategia de seguridad del transporte público, está la instalación de cámaras y chip satelital en las unidades, con las que se podrían rastrear los autos que sean robados, para esto los propios choferes pondrían parte del costo que signifique y el Estado tendría que aportarles algún porcentaje. (Por Abel Miranda Ayala)

También podría gustarte Más del autor